06 septiembre 2013

SEMANA GADITANA: DESCANSO, LECTURA, CORRER, PASEAR, SOL, MAR Y RISAS.


“La mejor medicina es un ánimo gozoso”
                                  Salomón


PLAYA DE BOLONIA- CÁDIZ

Vuelvo a estar unos días fuera. A mi familia le gusta ir en septiembre una semana de vacaciones al sur, y Cádiz nos encanta.

En esta ya duradera crisis, tenemos que intentar gastar los escasos recursos económicos que nos quedan, los afortunados que podemos permitírnoslo, yendo unos días de vacaciones por España; tenemos de todo, nada que envidiar al resto del mundo y podemos contribuir a que el poco dinero que circula, al menos quede entre nosotros.

¿Objetivos…?: Estar junta la familia, romper el ciclo que marca la rutina laboral, poner la piel al sol para cargar la batería orgánica de Vitamina D de cara al invierno, depurar el cuerpo mediante la ósmosis percutánea con agua de mar de las costas gaditanas, correr, pasear y hacer algo de ejercicio, leer libros pendientes; y lo más importante…, una semana de risoterapia con mi hermano y su familia.

Es un programa saludable, que por desgracia, no ofertan en ninguno de esos grandes Resort que utilizan como reclamo el atracón gastronómico y alcohólico, el famoso “todo incluido”.

De Asturias a Gredos, de Asturias a Cádiz…, no anhelo más, somos unos privilegiados, vivimos en el Paraíso Natural y tenemos la suerte, al menos este año, de haber podido viajar a otros destinos, cada uno en su estilo, la mar de gratificantes y bonitos.


Subes del mar, entras del mar ahora. 
Mis labios sueñan ya con tus sabores. 
Me beberé tus algas, los licores
         de tu más escondida, ardiente flora,
pues me hallará prendido a tus alcores, 
resbalando por dulces corredores 
a ese abismo sin fin que me devora. 
Estrella revolcada, descendida 
espuma seminal de mis desvelos. 
Éntrate toda entera en mi garganta,  
y para siempre vuélame a tus cielos. 
Conmigo no podrá la lenta aurora, 
ya estás del mar aquí, flor sacudida, 
vuélcate, estírate, tiéndete, levanta.

                       Rafael Alberti



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada