13 febrero 2015

NUNCA OLVIDES: "LOS ALIMENTOS SALUDABLES, EL EJERCICIO FÍSICO Y LOS BUENOS PENSAMIENTOS CURAN MAS QUE CUALQUIER MEDICAMENTO"



 “En la Naturaleza se encuentra la solución a todos nuestros problemas, porque somos nosotros los que los generamos al distanciarnos de Ella…”


Nos prescriben continuamente medicamentos para curar todas las enfermedades…, la medicina basa su atención primera o primaria, no en la prevención o en tratamientos naturales o alimentos que apoyen y acompañen nuestra autocuración, cumpliendo siempre la que tendría que ser la máxima de todo personal sanitario (persona promotora de salud):



“PRIMUM NON NOCERE” 
(“LO PRIMERO ES NO HACER DAÑO”)



"Tendré absoluto respeto por la vida  humana"

Hipócrates

La Medicina Convencional se apoya exclusivamente en la farmacología, extendiendo en la población la idea equivocada de la bondad de los fármacos y relegando los efectos indeseables, secundarios o colaterales (en términos militares) a una enumeración prolija de minúsculo tamaño (prospecto), de lo poco malo que se sabe sobre ellos.

Y el problema es que la medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. 


Cuando tomo una pastilla química (medicamento) y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchos otros órganos, tejidos y células al mismo tiempo; y al no ser orgánica o natural, el cuerpo no la reconoce y no sabe luego como eliminar sus metabolitos de desecho, acumulándolos en muchos casos en el organismo.



No queremos entender, ni nos explican, como el efecto de los fármacos no solo crea un efecto, sino muchos, con las múltiples interacciones que se producen entre los distintos medicamentos, desconociendo en cualquier caso sus consecuencias tanto a corto plazo, como a lo largo del tiempo.  

“Algo no funciona en la llamada Ciencia Médica, cuando se distancia tanto de la Madre Naturaleza…”







Muchas cosas funcionan bien, como la cirugía, la medicina de urgencias, aun cuando se abusa de ella, la tecnología diagnóstica, aun cuando se exagera el uso de algunas pruebas, especialmente de las radiológicas, con evidentes efectos secundarios; pero la evidencia nos muestra como la excesiva medicalización de la medicina o excesos en la prescripción de medicamentos  es nuestro gran problema; “muy malo para el paciente e impagable para el Sistema Sanitario”.


Bien podríamos decir que:
“Don Dinero tiene en nómina a la Ciencia”.

¿No será quizás que el control sobre nuestra salud se encuentra en manos de las Multinacionales Farmacéuticas y no en el de las Autoridades Sanitarias…?



Células humanas

Si bajamos al terreno biológico, que es el más importante, podríamos hacernos una pregunta: ¿Qué define el destino de nuestras células? La respuesta es clara: “el terreno”, el entorno, el agua de la pecera donde viven. Un fibroblasto, un hematíe, una neurona son similares, lo que los hace distintos es el entorno donde viven.


Imagina que tu cuerpo es una pecera, el 70% de nuestro cuerpo es agua y dentro de la pecera están nadando nuestras células, que serían los peces.

¿Que se te ocurre que habría que hacer para curar a los peces, que enferman por estar el agua de la pecera sucia...? Tratarles la enfermedad o cambiarles el agua...?.


“Nunca una noche ha vencido al amanecer, y nunca un problema ha vencido a la esperanza.” 
  Bern Williams


Esta teoría, por supuesto no es tan simple, pero la simplificación puede servirnos para entender que tenemos que ayudar a nuestro cuerpo a liberarse de las toxinas que nuestro tipo de vida sedentario, de alimentación deficiente, con estrés, pensamientos negativos y atiborrada de medicamentos, están acumulándose en “el terreno” donde viven nuestras células, aunque  no queramos y nos cueste reconocerlo.


Cuando cojo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, las células  enferman y mueren. 
Si un médico convencional las mirara, pensaría en: 
¿Qué medicina hay que darles...? 


¡Pero no hace falta ninguna medicina! 

Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan; ¿y como lo hacemos…?:



ALIMENTOS SALUDABLES

El mejor chute de motivación surge después de hacer ejercicio. El cerebro se llena de endorfinas y te sientes verdaderamente bien, te sientes invencible. Solo por esto merece la pena desechar la pereza y las excusas de tu vida.Hacer ejercicio te puede servir también de fuente de inspiración para obtener nuevas ideas y llevarlas a cabo. 


EJERCICIO FÍSICO
PENSAMIENTOS POSITIVOS

Con alimentos saludables, ejercicio físico y pensamientos positivos.

Recuerda:

 “Somos lo que comemos, lo que nos movemos y lo que pensamos…”



Un ser humano es como una comunidad de vecinos, en que habitan en total armonía unos 50 trillones de células, por tanto, la célula es el ser  viviente, el objetivo final que tenemos que cuidar; en realidad somos como el presidente de una comunidad formada por 50 trillones de células…; muchos dirán: ¡que carga tan pesada…¡, pero es simple y sencillo, porque igual que cuidamos una, cuidamos al resto: aliméntales con alimentos vitales y sanos, oxigénalas con movimiento…, nada de sangre, linfa y líquido intersticial estancados… y mándales mucho amor y pensamientos positivos…, nunca se te ocurrió pensar que con un pensamiento bonito puedes hacer felices a 50 trillones de células…, pues piénsalo, medítalo, interiorízalo y aprende a hacerlo; te puede costar, pero tiene que llegar a ser un hábito rutinario, de tal suerte que te fluya y rebose el amor y bondad por todos tus poros.


“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: 
la voluntad” 

  Einstein


La célula y el ser humano son la misma cosa.
Mientras la medicina oficial culpa a las células de la enfermedad y trata de cambiar la química de las células,  el problema está en “el terreno”. Piensa en una planta, si le da el sol, el agua y el sustrato es bueno, va a crecer fuerte y vigorosa…, que no eterna, todos los seres vivos tenemos un ciclo que vivir…, tenemos caducidad.

Cuando cambiamos el terreno de la persona, sin necesidad de medicamentos, el cerebro cambia la química

La célula, igual que el cerebro de la persona, saben leer y entender el entorno.

La única diferencia entre la célula y el ser humano es que este tiene una mente que hace una interpretación, responsable de alterar para bien o para mal el entorno con su manera de pensar y la célula lee el entorno simple y directamente. 


“Nadie que haya dado lo mejor de sí mismo, lo ha lamentado.”
           George Halas


Y esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo
Cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, tomo una píldora porque creo que esto me va a traer salud, y me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de bicarbonato o cualquier otro placebo, en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. 


Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo.

Si pensamos en positivo, el cerebro fabricará neuropéptidos buenos que iluminarán y darán luz a todas tus células que también pensarán en positivo.

Por ejemplo, cierro los ojos, los abro y veo a alguien a quien amo. Entonces mi cerebro segrega dopamina, oxitocina, etc. 
Lo puedo sentir en mi cuerpo, puedo sentir el amor, y esa química trae salud a mis células.


“LEVÁNTATE…! Ponte los tacones… y pisotea las TRISTEZAS!”

   Anónimo



Por eso, quien se enamora se siente tan bien. 


“Si no escalas la montaña, jamás podrás disfrutar del paisaje” 

   Pablo Neruda

Pero si abro los ojos y veo algo que me asusta, segrego hormonas del estrés.  Y estas hacen dos cosas:
La primera es que frenan el crecimiento del cuerpo
Porque si me está persiguiendo un león, necesito toda la energía para poder escaparme, y mi organismo apaga todo lo que no sea imprescindible para correr más rápido, así que se paraliza todo lo que tiene que ver con el crecimiento. 
La gente no lo sabe, pero tienes que crecer todos los días, porque, si no, te mueres. 
Cada día un gran número de células mueren y tenemos que producir otras nuevas. 
Cada tres días, el sistema digestivo renueva sus células, pero si se interfiere con el crecimiento o la formación de las nuevas, entonces no puedo estar sano porque estoy perdiendo demasiadas células al día, por eso la quimioterapia hace que se caiga el pelo y crea problemas de digestión, porque mata todo tipo de células, no solo las del cáncer.


"No cuentes los días, haz que los días cuenten"



La segunda consecuencia de las hormonas del estrés es que se bloquea todo aquello que usa energía, y el sistema inmunitario usa muchísima energía: cuando estás enfermo, te sientes muy cansado porque tu energía la está usando el sistema inmunitario.



Por ello yo tengo la teoría de que cualquier situación estresante crónica, continuada en el tiempo,  produce un déficit de energía prolongado que se traduce en una alteración de los circuitos bioeléctricos, que termina afectando a nuestro cuerpo y en definitiva deteriorando nuestro sistema inmunológico, que es el único que está preparado para defendernos.

Debido a que las hormonas del estrés apagan el sistema inmunitario, incluso la medicina usa este efecto en algunas ocasiones. 
Por ejemplo, si me trasplantaran un corazón, mi sistema inmunitario lo rechazaría. 
En esos casos, los médicos dan hormonas del estrés (corticoides) y eso impide que funcione el sistema inmunitario. 
Es tan claro que suprime el sistema inmunitario que lo usan como un medicamento.

Por tanto cuando la persona está con estrés continuado, le afecta de dos maneras: 

La primera es que deja de haber crecimiento y la segunda es que se desactiva el sistema inmunitario.
De esta forma, virus o bacterias, que en condiciones normales mi sistema inmunitario desactivaría, aprovechan y me infectan con facilidad. Cuando estás con mucho estrés, enfermas. Son organismos oportunistas.



Lo mismo podemos aplicar al cáncer, todos generamos continuamente células cancerígenas, pero nuestro sistema inmunitario las elimina e impide su crecimiento; si se desactiva el sistema inmunitario, proliferan.


Por eso la primera razón por la que la medicina de hoy es cuestionable, es porque si los sanitarios no entienden cómo es la biología celular, como van a transmitir pautas correctas para que el paciente maneje convenientemente su comunidad de vecinos celular…


Otro error importante de la medicina convencional es que está basada en la Física de Newton.
 No reconoce la energía, esa parte invisible, las señales electromagnéticas.


 Pero, a principios del siglo XX, apareció la Física Cuántica, que dice que todo es energía, lo que podemos ver y también lo que no vemos.
Si miras dentro del átomo, hay electrones, protones, neutrones. ¿Y qué hay dentro?:
Energía.

La ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no a la newtoniana.

 La medicina dice que quiere cambiar la química del organismo con drogas y la nueva medicina dice que hay que cambiar la energía. Y esta nueva medicina, la cuántica, es mucho más poderosa, porque responde primero el campo energético que el físico.



Por tanto, si todo es energía, ¿los pensamientos también? ¿Cómo influyen en nuestra salud?


“La mente es energía” 






"Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química"






Así que esto es peor para las empresas farmacéuticas porque no lo pueden envasar, patentar, ni vender. 

Por tanto, no les interesa una conexión entre la mente y el cuerpo. 

Por ello, es cierto que las propias creencias y pensamientos se convierten en un campo energético, una transmisión, y esta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo.

Y así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina convencional. La gente sanaba con los chamanes, con las manos... pero eso no se puede vender y por eso la medicina no quiere ir por ese camino. 

Sabemos que el pensamiento positivo, el placebo, puede sanar, y también que el pensamiento negativo puede enfermar: 


"Habrá por tanto, que cambiar nuestra manera de pensar"




“La felicidad se puede hallar hasta en los momentos más oscuros, si somos capaces de usar bien la luz” 
  Albus Dumbledore

Recuerdo cuando hacía prácticas hospitalarias y a un paciente, que preguntaba mucho por el diagnóstico de su enfermedad…, yo intuitivamente le animaba, pues tengo y tenía claro que el ser humano tiene siempre que tener esperanza, aunque sea una rendija que le de luz para poder soñar que abre la puerta de su sanación, pues sino la guerra está perdida; y entraron el cirujano torácico y el oncólogo y le espetaron directamente que tenía un cáncer de pulmón y muy poco tiempo de esperanza de vida…Recuerdo que a mi me encogieron el alma, pero al pobre señor le caían gotas de sudor y el pánico le nubló la vista, ya no levantó cabeza, hasta que falleció. No digo, que también, fuese un acto inhumano, sino que tengo claro que redujo su esperanza y calidad de vida claramente. Si lo crees, crearás la química que generará y estimulará al cáncer.

Por tanto, el problema no es tanto el entorno real sino el que tú interpretas.

 Por eso no funciona la medicina, porque no reconoce la ciencia cuántica.
 No mira hacia ahí porque el dinero está en otro lado. 

Hay estudios que reflejan que el subconsciente es más poderoso que la mente consciente por eso es tan difícil cambiar hábitos de pensamiento.

Utilizamos el subconsciente el 95 por ciento del tiempo. Pero no lo podemos controlar.


La información del subconsciente se recibe en los primeros seis años de vida. 
Eso que aprendiste en esos años se convierte en el conocimiento fundamental de tu vida. 


“Si no vencemos nuestros miedos: 
le pasaremos nuestros miedos a nuestros 
hijos” 
  Bruce Lee
Es decir, los niños absorben también sus enfermedades o sus actitudes negativas, y así se "programa" su subconsciente

¡Qué gran responsabilidad para los padres!

Pero no eres culpable si tú no sabes que el subconsciente funciona así. 
No lo sabían nuestros padres, ni nuestros abuelos, ni bisabuelos. 

Ahora bien, cuando lo entiendes, tienes que cambiar tu manera de vivir, porque entonces sí eres responsable. 

Si te enseñaron a maltratar tu cuerpo con mala información, destruirás el vehículo de tu cuerpo, cuyo conductor es la mente. 



El futuro es una mejor educación para los niños.


Al cambiar estos programas erróneos en el subconsciente, puedes recrear toda tu vida. 


La mente consciente es creativa y la subconsciente trata de todos los hábitos. Si le enseñas al subconsciente algo diferente, se lo enseñas también a la consciente, pero no al revés. 






Por ello, la manera de reprogramar es repetir y repetir hasta que se cree el  hábito: reprogramarnos. 





"Todos nosotros, con esfuerzo y disciplina, tenemos la capacidad de controlar nuestros pensamientos y nuestras acciones. Esto es parte del proceso del desarrollo de la madurez espiritual, física y emocional” 

 Gordon B. Hinckley


¿Y cuales son esos hábitos que tenemos que instaurar en nuestro subconsciente…? :  PENSAMIENTOS POSITIVOS


El ser humano ha sido educado en la ignorancia de lo que cada pensamiento significa para la calidad de su salud y de su vida a todos los niveles.

El uso negativo del pensamiento es responsable de la mayor parte de las enfermedades, por poner en marcha una respuesta biológica negativa, de predominio simpático
Al contrario el pensamiento positivo provoca una respuesta biológica positiva, de predominio vagal, el antídoto del estrés, reconocible por la calidad de la saliva. Imaginaros un plato de comida que os entusiasme, un ratito antes de comer…, ese pensamiento positivo, como vulgarmente se dice:
“os hará la boca agua…”.


“Las personas exitosas desarrollan diariamente hábitos positivos que les ayudan a crecer y a aprender” 
  John Maxwell


Tenemos que crear el hábito de vivir con la boca húmeda, llena de saliva, fluida como el agua, con pensamientos bonitos; pensar siempre que estar vivo es un regalo, una gran oportunidad de disfrutar de todo lo que podemos sentir.


La sociedad vive inmersa en un baño de adrenalina, estresada, saturada de información y presa del temor, siendo el miedo el indicador que nos mueve o guía en nuestro proceder.


"Pero, la solución a todos los problemas que nos afligen está en cambiar el TEMOR por AMOR, único remedio capaz de resolver todos los problemas que aquejan a nuestra civilización"



“La felicidad es como una fugaz mariposa, contra más la persigues, mas se aleja de ti, pero si la esperas pacientemente, puede llegar a posarse sobre ti ”

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar