14 mayo 2015

QUE NO TE NIEGUEN EL PAN Y LA SAL.…, DE CALIDAD: TU CUERPO NECESITA MAGNESIO

Mientras las ondas de la luz al beso palpiten encendidas, mientras el sol las desgarradas nubes de fuego y oro vista, mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonías, mientras haya en el mundo primavera, ¡habrá poesía!  

Gustavo Adolfo Bécquer


MAGNESIO Y DEPORTE: MARATÓN LONDRES


Hoy, cuando escribo esta entrada, me acuerdo de todos los jóvenes que han hecho del deporte, una herramienta de apoyo físico y mental para sobrellevar los momentos tan duros y competitivos que les ha tocado vivir. 


“El que no encuentra tiempo para moverse, tendrá que encontrar tiempo para la enfermedad” 
Earl de Derby


Parte del equipo KTF
En especial al ya numeroso equipo KTF al que pertenezco; y a su Presidente y Fundador Toño, que cada día demuestra que no tiene miedo a ningún reto que se le ponga por delante.
También me acuerdo de todas esas personas mayores que padeciendo osteoporosis, artrosis, nerviosismo, tristeza y melancolía pueden encontrar en el económico Magnesio un remedio que les mejore la calidad de vida y puedan tener una vejez más feliz y saludable; entre ellos un recuerdo especial a mis amigos Rafaelita y Maximino, que a sus 90 años todavía tienen que vivir muchos bonitos y alegres momentos.

Quiero compartir con todos, algo que por ser tan sencillo, económico y no patentable, ninguna autoridad sanitaria se encarga de promocionar. Pero tenemos la suerte de tener Internet, donde es posible compartir ciencia sin mediar intereses comerciales.


“Lo más importante no es que hagas bien lo que haces, osea que andes ligero el camino;
sino que elijas primero, muy bien cual es...,
cuál es el mejor DESTINO" 
 G. M.


"Si algo no te gusta, cámbialo. Si no puedes hacerlo, cambia tu actitud" 


Este pasado puente de mayo he tenido unos momentos para releer un viejo libro de Ignacio Puig S.I, jesuita ilustre, físico, astrólogo, filósofo y teólogo, que entre otros libros, ya en 1978 escribía un libro llamado “Virtudes Curativas del Magnesio”, su lectura, en su día, fue mi primer contacto con este mineral tan necesario para el ser humano.




IGNACIO PUIG S.I.
El erudito autor, nos relata como tenía conocimiento y había lecturas que versaban sobre la importancia del “terreno” en la aparición de enfermedades infecciosas, ya entonces se refería sobre la importancia de dirigir más la atención sobre el terreno donde se desarrolla el microbio, que sobre el microbio mismo. La fuerza del microbio radica en la pobreza del terreno; y mencionaba ya lo dicho por Pasteur, el descubridor de la penicilina, que en sus últimos años a este respecto reconocía: “el microbio no es nada, el terreno es todo”.

 
         Un hombre le dijo a Buda:
“Yo quiero felicidad”
  Buda le contestó:
  Primero retira el “YO”, eso es el Ego
  Después retira “QUIERO”, porque es Deseo
 Mira, ahora solo tienes Felicidad”


La inmunidad natural no se debe solamente a la constitución genética o hereditaria; proviene también del estilo de vida, las relaciones sociales, la alimentación, las condiciones medioambientales o exteriores, en definitiva el entorno: el terreno donde crece y se desarrolla la persona.

EPIGENÉTICA

Actualmente la Epigenética se configura como una de las ciencias más vanguardistas que nos enseña a entender como el medio, la alimentación, la actividad física, los pensamientos, la actitud ante la vida y tantos otros parámetros son capaces de esculpir, como si de Miguel Angel se tratase, nuestros genes, para bien o para mal.

La personalidad de cada persona, única en el planeta, tiene 3 dimensiones que la integran: la física, la emocional y la mental; atrás queda la Medicina Convencional donde el Especialista estudia la disección de un órgano como si de Jack el Destripador se tratase, sin tener en cuenta las variables e idiosincrasia que esculpen la personalidad única de cada persona.


También Puig nos advertía en su libro como “la prevención de cada enfermedad por inyección de vacunas o sueros específicos, los exámenes médicos repetidos en la población, la construcción de gigantescos hospitales y sanatorios, son medios costosos y poco eficaces para desarrollar la salud de una nación….” Alegoría a la desaparecida Prevención y al Exceso de Medicalización; os recuerdo que esto ya lo decía en el año 1978.


En la entrada anterior del blog vimos como la microbiota intestinal tiene un papel mucho más relevante de lo que nos cuenta la medicina oficial en la salud de las personas; pues bien, múltiples estudios y experiencias han llevado a la conclusión de que, en la inmunidad natural, tiene una parte importantísima también lo que muy atinadamente se ha dado en llamar “el Equilibrio Mineral”.


"La esperanza tiene dos preciosos hijos: sus nombres son enfado y valor; enfado al ver como son las cosas y valor para no permitir que continúen así" 

Agustín de Hipona



En el organismo humano hay dos clases de elementos químicos, llamados respectivamente Orgánicos y Minerales. Los elementos Orgánicos son el carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, por ser los que principalmente constituyen los compuestos orgánicos. Los elementos minerales, que en conjunto forman algo más del 4% del peso del cuerpo humano adulto, son, por orden decreciente en cantidad, el calcio, fósforo, potasio, azufre, cloro, sodio, y magnesio. Todavía deben señalarse los llamados oligoelementos, por hallarse en cantidades insignificantes, pero que también los necesita el cuerpo.

Pongamos por ejemplo la proporción que hay en un terreno cultivable entre el potasio y el magnesio (K/Mg), es de especial importancia para los vegetales. Si abunda mucho el potasio en relación al magnesio, podemos decir que las plantas son envenenadas a causa de la carencia de magnesio, que no contrarresta en las plantas la absorción de potasio o sus efectos.

Es una ley universal, la necesidad de un equilibrio mineral determinado para asegurar el desarrollo y funcionamiento armónicos, tanto del hombre, como de los animales acuáticos y terrestres y de las plantas. Si éste falta, vendrán trastornos en el organismo. Un desequilibrio pronunciado hace sentir prontamente sus efectos, pero también un desequilibrio pequeño puede causar trastornos considerables, si continua durante mucho tiempo.
Puede servir de ejemplo el caso de aquellas regiones pobres en yodo; al faltar, las personas sufren trastornos de la glándula tiroidea y tendrán el denominado bocio.



"Siempre podemos llegar a la felicidad de la mano de la alegría que es más directa, más simple, más fácil, más inocente y más tangible que la felicidad"



El agricultor francés H. Vilain antiguamente ya señalaba tres causas principales del desequilibrio mineral en el organismo humano:


Una Ley mal hecha, que no conoce como abonos más que tres elementos: nitrógeno, potasio y fósforo. Un abono que los contenga es un abono legalmente completo, de tal manera que el agricultor piensa que con dicho abonos a las plantas no les faltará sustancia útil. Somos un rebaño, decía, dirigido por un pastor, bueno o malo, a quien seguimos con todas sus consecuencias. La ley nos conduce a utilizar esos 3 elementos para todos los tipos de terrenos y para todas las especies y variedades de plantas. Sencillamente absurdo.


El abono de la potasa y el empleo de sales de potasio puras. Se les dice: Cuanto más potasa empleéis más abundantes serán las cosechas…Y el resultado es que el exceso de potasa crea un envenenamiento potásico crónico.
El análisis ha revelado que los abonos ordinarios con mucha potasa y poco o nada de magnesio y sodio, acarrean modificaciones importantes en el equilibrio mineral de los vegetales, aumentando el porcentaje de potasio en relación al magnesio; por ejemplo las remolachas pueden llegar a tener  150 veces más de potasa que de magnesia.


El abuso del superfosfato como fuente de ácido fosfórico, el superfosfato contiene un 50% de yeso.

Por tanto se debe evitar el exceso de potasa, yeso y amoníaco en los terrenos y suministrarles magnesio en forma de fosfato, nitrato, carbono y sal marina no purificada. De este modo se asegura el equilibrio mineral en los vegetales y animales y consecuentemente en el hombre que se alimenta de ellos.

La prodigiosa influencia que se atribuye al cambio de aires para  la salud, se debe de entender más bien por el cambio de agua, y de alimentos de composición mineral distinta, explicaría ese influjo tan extraordinario sobre la salud, igual que cuando vamos a una estación termal o balneario.


"El error es una condición tan importante para el progreso de la vida como la verdad" 
Carl G. Jung 



El médico francés, experto en Magnesio, Pedro Delbet ya explicaba hace muchos años las razones porque la alimentación de los pueblos civilizados era ya entonces menos rica en magnesio que antiguamente.


La primera es el refinamiento de la sal. Antes se usaba en la mesa y en la cocina la sal gruesa, es decir la sal marina natural, sin refinar; en tiempo húmedo se licuaba un poco y en tiempo seco y caluroso se ponía un poco dura. Esta delicuescencia de la sal se debía a la presencia del cloruro de magnesio. Dicha sal natural vio que tenía 1,7 gramos de Magnesio por kilo.
Para evitar esa incomodidad o aspecto se la empezó a someter a un refinado, que entre otra de las varias desgracias a las que se la somete, se le quita gran parte del cloruro de magnesio; solo de este hecho resulta que la ración magnesiana a disminuido unos 50 gramos cada año por persona. Y ya no entraba entonces en la destrucción con el tratamiento de otros muchos minerales y oligoelementos que deja de aportarnos el tratamiento de refinado de la sal y algún que otro conservante o aditivo químico dañino que ingerimos sin venir a cuento.

MOLINO DE MAREA ECOPARQUE DE TRASMIERA
La segunda causa es el cernido de las harinas, siguiéndose de ello un pan desmineralizado. Se ha hecho creer al consumidor, con el consentimiento de las Autoridades Sanitarias, que el pan blanco es mejor que el integral.
El magnesio se acumula en las envolturas del grano, que la molienda actual descarta.
Los fabricantes de pan ganan más dinero, pero el producto deja de ser bueno para la salud, incluyendo en esta aseveración la peor calidad del trigo transgénico que actualmente se utiliza simplemente porque su producción es mayor y más rentable.

Es una realidad la enorme cantidad de productos alimenticios y farmacéuticos nocivos, que han venido a ser una necesidad del hombre civilizado.


El pan y la sal siempre fueron los símbolos de la hospitalidad.





El famoso médico Pedro Delbet consideraba el cernido de las harinas para lograr el aspecto estético del pan blanco un error grave pues eliminaba el apreciado magnesio; e incluso llegó a aseverar que el pan blanco es cancerígeno.


“Una buena y equilibrada alimentación natural y mineral será la base de nuestra salud y de la recuperación de excelentes cualidades en la sociedad; no solo la hospitalidad, la necesidad de compartir los alimentos que nos proporciona la Tierra, sino de compartir Salud, Amor y Conocimiento”.
Es necesario dar un vuelco a la Medicina, a la Alimentación,…, y a la manera de Vivir.

Para evitar la deficiencia alimenticia de magnesio es preciso intensificar el cultivo de las especies y variedades más aptas para fijarlo, y poner a disposición de la planta todo el magnesio que necesite, que pueda fijar útilmente.


Pero se ha elegido es aras a un mayor rendimiento económico, trigos híbridos y transgénicos que se desenvuelven bien en terrenos pobres en magnesio, en vez de enriquecer los terrenos con abonos de magnesio.

Los Ingenieros Agrónomos, Nutricionistas y Sanitarios debieran determinar que variedades son las mejores para la salud, para luego legislar que se exija su uso y se utilicen; asimismo prohibir las variedades que sean incapaces de fijar el magnesio en las proporciones debidas.



Lo que se sabe medicamente es que a todo desequilibrio mineral prolongado corresponde un desequilibrio endocrino, que repercutirá notablemente en los individuos sometidos a él.





Un excelente medio pudiera ser la panificación directa para aprovechar un trigo de calidad. El trigo no se muele, sino que se pone en agua a una temperatura determinada durante cierto tiempo. Los granos de trigo absorben el agua, se hinchan, se reblandecen, el germen pasa del letargo a la vida activa, se enriquece en vitaminas, segrega diastasas, que le permiten digerir las reservas nutritivas del albumen. Entonces se machaca y se transforma directamente en pasta de pan. No quedaría más que echarle sal marina sin refinar, hacerlo fermentar y cocerlo. Este pan es muy fácil de digerir, por contener las diastasas del germen y las solubles del salvado. Es un pan vivo y además más económico.

"Con las piedras que me arrojáis construyo los escalones que llevan a mi casa"  
 Oria 


Parece, pues, que para evitar las enfermedades sin número, que son la consecuencia directa o indirecta de la carencia o desequilibrio mineral, es preciso y urgente asegurarnos una alimentación más rica en magnesio. ¿Cómo obtenerla?


Tenemos 2 caminos, uno artificial y otro natural:

El artificial, en que cada uno puede añadir a su alimentación los minerales deficientes. Este procedimiento tiene su eficacia, como lo demuestran la cantidad de personas que han recuperado la salud tras la ingesta de magnesio, entre los cuales me incluyo. Pero de esta manera los beneficiarios serían una minoría, los que ingieren el magnesio como si fuera un complemento mineral a la dieta.


El ideal sería como siempre la solución Hipocrática, tan Jurada por la Medicina oficial como Olvidada, que pasaría por incorporar a la dieta de las personas un pan integral elaborado con un trigo de calidad rico en Magnesio y el uso de Sal Marina sin refinar 
(“que tus alimentos sean tus medicamentos”)


Dos medidas para mejorar la salud de los ciudadanos o sea la Salud Pública, tan baratas como necesarias y eficientes, que desgraciadamente nunca verán nuestros ojos, por el simple hecho de que nuestros políticos están en la nómina de las Multinacionales Farmacéuticas, que aumentan sus beneficios gracias a todas las enfermedades crónicas que aquejan a la población, que generan gasto, pero no se curan, porque no se cambia el medio, el terreno,  para que esto suceda.

Estoy convencido que la mayoría de las enfermedades se curarían con un cambio drástico en la manera de vivir, comer, pensar y moverse, pensando que “como imanes” unas atraen a las otras…

Así que lo ideal sería comer pan integral de calidad, sal marina sin refinar, muchos vegetales de hoja verde orgánicos crudos, cacao, frutos secos y semillas para mantener tus reservas de magnesio en niveles óptimos e igual que el magnesio el resto de minerales y oligoelementos que tu cuerpo necesita.


Sobre el Magnesio ya hice una entrada por si la que queréis releer, el enlace es:



Yo el Magnesio hace años que lo tomo, porque soy un convencido de sus virtudes; he leído mucho sobre el tema y unos cuantos libros de Ana Mª Lajusticia, que creo es la máxima autoridad en España y una de las máximas autoridades en el mundo en lo que se refiere al Magnesio; y aun cuando en este país es difícil que a algún humano se le reconozca algo en vida, yo hace años que la descubrí y valoro como experta de referencia. 

Hoy os voy a poner una de sus recientes conferencias que os animo a ver. Realmente nunca escuche ni me explicaron con tanto detalle y tan bien, como funciona la bioquímica de nuestro cuerpo, quizás nuestros profesores la conocían, pero no la vivían, ni la entendían; como resultado conseguían que la viviésemos como un ladrillo difícil de digerir, en vez de una asignatura apasionante y tan importante para conocer las claves del funcionamiento de nuestro cuerpo; porque ¿cómo es posible que a alguien no le pueda apasionar el conocimiento de como funciona su organismo…?

Y para los incrédulos que quieran descalificar su autoridad, pocas personas conozco que a los 90 años estén tan lúcidas o con esa avidez científica e intelectual, lo cual indica claramente que su edad cronológica no coincide con su edad biológica.


"No hay educación como la que da la adversidad."  
  Benjamín Disraeli 

La conferencia versa sobre el papel del Magnesio en el Deporte
Equipo tribu Kalenji entrenando
Para los que os gusta el deporte os explicará alguna curiosidad como que, donde las poblaciones que se asientan en terrenos ricos en Magnesio y se alimentan con semillas también ricas en el mineral desde pequeños, sus reservas del mineral son muy altas y les hacen muy aptos para las carreras de fondo, donde el reservorio de Magnesio les da una capacidad especial para ganar las pruebas. 


Ejemplo el de la tribu Kalenji, de donde toma el nombre para sus prendas deportivas una conocida multinacional francesa.

KIPROTICH

Aquí podéis ver a Kiprotich, de la tribu Kalenji, nacido en la altitud de Kapchorwa, en el monte Elgón, en Uganda, cerca de la frontera con Kenia. Fué el sexto de los 7 hermanos, que dejó de estudiar a los 17 años para dedicarse al atletismo. Fue contratado para hacer de liebre, pero su exceso de fuerza le impulso a seguir hasta el final y alzarse con la victoria y un nuevo record en el Maratón de Londres (2:08.01).

Gracias Ana María por compartir tus conocimientos…















SIENTO amor cuando te veo,

Siento amor cuando te escucho,

Siento amor cuando te siento,

Siento, siento, siento….AMOR”
          G. M.











4 comentarios:

  1. Me pregunta una amiga por el correo y os traslado la pregunta al blog, para que pueda servir para compartir la información con otras personas interesadas por el tema:
    "Hola German! disculpa la molestia, tu me puedes asesorar que magnesio debo comprar y como prepararlo.me compre el magnesio de GNC de 250 mg es un poco caro a diferencia del que venden en las droguerías o farmacias.
    Muchas gracias por tu valiosa información que te pido por favor".

    ResponderEliminar
  2. Lo ideal es comer pan integral de calidad, sal marina sin refinar, muchos vegetales de hoja verde orgánicos crudos, frutos secos, cacao y semillas para mantener tus reservas de magnesio en niveles óptimos e igual que el magnesio el resto de minerales y oligoelementos que tu cuerpo necesita.
    Una vez dicho lo anterior, respecto al Magnesio extra que puedas tomar, la forma de cloruro de magnesio y carbonato de magnesio, son habitualmente las formas más económicas y puedes combinar su ingesta de la manera que consideres.
    Cualquier formula de Magnesio con el ácido clorhídrico del estómago, se descompone aprovechándose exclusivamente el ión magnesio, con lo que no es importante, la fórmula química de presentación del mismo.
    Yo actualmente en mi casa tengo y combino el Carbonato de Magnesio de Soria Natural; también Soria Natural tiene un Magnesio de liberación lenta (hidróxido de Mg), que aunque solo son 100 mg, se va liberando lentamente con lo que se aprovecha más, porque el problema del Mg, es que se absorbe aproximadamente un tercio del que se ingiere, porque necesita unos transportadores específicos para su absorción, que al ser éstos limitados, en cuanto se ocupan, el resto del Magnesio se elimina, o sea no se aprovecha, con lo que la fórmula Retard, al menos teóricamente debiera mejorar el aprovechamiento del Mg ingerido; también es interesante el Mg de Laboratorios Juvamine (óxido de Mg), que una capsula lleva 300 miligramos. Es interesante también el colágeno con Magnesio de Ana María Lajusticia, pero como fuente de colágeno, porque el magnesio que lleva es poco; Ana María también tiene cloruro de magnesio en comprimidos y en polvo.
    Hay muchas preparaciones y marcas, las que te comento y muchas más, simplemente tienes que elegir las que te vayan mejor y puedes ir cambiándolas sin problema, con los criterios de relación precio/cantidad de Magnesio y las otras variables que tu estimes como preferentes.

    Un saludo y espero haberte resuelto las dudas al respecto.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno oye!

    Os dejo informacion valiosa para descubrir: ¿Qué papel desempeña la actividad física en nuestra salud? Sigues sin hacer deporte?

    ResponderEliminar