10 abril 2013

Omega 3 y cáncer.Nuevos descubrimientos.





Los metabolitos de ácidos grasos omega 3 podrían ayudar a combatir el cáncer, tal y como ha evidenciado una investigación realizada sobre ratones por parte de la Universidad de California en Davis (Estados Unidos).

Este trabajo, en el que también han participado especialistas de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), demuestra que un producto resultante de un ácido graso omega 3 metabolizado podría ser un tratamiento "prometedor" en la lucha contra el cáncer. En concreto, el proceso sería el corte del suministro de oxígeno y nutrientes hacia el tumor para parar su crecimiento "y la propagación de la enfermedad", explican los expertos.



En cuanto al metabolito del omega 3 del que trata este estudio, éstos señalan que es el docosapentaenoico, el cual es "un compuesto endógeno producido por el cuerpo humano a partir del ácido graso docosahexaenoico". Éste se encuentra "en el aceite de pescado y en la leche materna", ilustran.

El ácido docosapentaenoico inhibe la angiogénesis, que es "la formación de nuevos vasos sanguíneos en el cuerpo", según han observado en la investigación. Con ello, también se evita una posible metástasis, aseguran.

EL MECANISMO ES DIFERENTE AL DE LOS FÁRMACOS ANTITUMORALES

A juicio del investigador postdoctoral del Laboratorio Bruce Hamaca del Departamento de Entomología, miembro del Centro Integral del Cáncer de este centro universitario norteamericano y autor principal del estudio, el doctor Zhang Guodong, el mecanismo de este ácido es "diferente" al de los fármacos actuales.

Por su parte, el profesor de Medicina y de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oregon (Estados Unidos), el doctor Jonathan R. Lindner, quien no participó en el estudio, señala que estos lípidos "son un componente importante de la dieta" y que ayudan también a prevenir "el desarrollo de enfermedades cardiacas".

Por todo ello, los expertos apuestan por combinar una dieta rica en ácidos grasos omega 3 y baja en ácidos grasos omega 6, ya que ello "puede mejorar la eficacia de los fármacos antitumorales". Esto es así porque un metabolito del ácido araquidónico, un ácido graso omega 6, "tiene el efecto contrario que el docosapentaenoico", concluyen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario