13 septiembre 2015

NUTRICIÓN Y ENERGÍA: LA SINTERGÉTICA. Dr. Jorge Carbajal


“Se como el corazón, que devuelve todo lo que recibe enriquecido, no se queda nada para sí…”

Un buen día cayó entre mis manos un libro que me atrajo por lo sutil de su título: “Medicina con Alma”; no conocía a su autor el doctor Jorge Carbajal, pero sus tesis me dieron una visión global de lo que es la Salud y como debe concebirse. Posteriormente, tuve la oportunidad de escuchar una conferencia suya en Madrid y en el directo, sencillamente me entusiasmó; es un compendio de médico/filósofo/sabio/científico de la Salud,  que conjuga el conocimiento de la medicina occidental, con otras orientales, tales como la medicina China, o Ayurbeda.  




“No importa lo que te pase, si lo vives desde la levedad de la alegría, aquello que te pase se convierte en el mejor de los maestros”





“Un día que no entregamos lo mejor de nosotros mismos…, es un día perdido”

Dr. Jorge Carbajal
El doctor Jorge Carbajal nació en Medellín (Colombia). Es médico de la Universidad de Antioquia, pionero de la medicina bioenergética en Hispanoamérica y creador de la Sintergética. Es una novedosa propuesta médica que sintetiza los últimos avances  en biocibernética y en teoría general de sistemas, en física cuántica, combinando las medicinas tradicionales con los más modernos descubrimientos de la medicina occidental; concebiendo la sanación como un camino hacia la paz, la armonía interior y la solidaridad en las relaciones. En resumen es una aportación interesante para todos aquellos que buscamos acercarnos al conocimiento de la salud desde un punto de vista integral. Hoy, lo quiero compartir con vosotros.


“Hay 3 dimensiones: Física, Emocional y Mental que se integran y configuran tu personalidad”








Siempre nos han hablado de alimentación y nutrición en términos bioquímicos: los hidratos de carbono, las proteínas, las grasas, las vitaminas y los minerales; pero se olvidan de mencionar los elementos básicos para la vida que ya describían los antiguos griegos: el sol, el agua, el aire y la tierra.
Hoy ya se sabe, que aparte de su aporte nutricional y calórico, los alimentos tienen energía vital y son más o menos sanos según su forma de cultivo y métodos de conservación y almacenamiento




Los huevos o la carne de las gallinas que se crían en libertad que pueden comer caracoles, gusanos, picotear vegetales y moverse libremente o los cerdos que se mueven y se alimentan de bellota, nos aportan una energía vital superior cuando los ingerimos; igualmente sucede con los vegetales ecológicos, que aunque su aspecto no sea tan lustroso, su ausencia de insecticidas, plaguicidas y abonos químicos les confiere una energía vital muy superior.



“La Alegría es el alquimista de todas las emociones”



“Hagas lo que hagas, hazlo de corazón”
“La clave del ser humano es la Libertad”



Gracias a los estudios del físico alemán y padre de la Fotobiología, Fritz Albert Popp, podemos conocer como, por ejemplo, un huevo de una gallina enjaulada o criada en libertad no son iguales en su patrón de emisión de fotones, la diferencia se encuentra en la luz, la energía que emiten; esa luz, esa energía es nuestro mejor alimento. Los biofotones es la luz que emiten los alimentos y son los indicadores de su energía vital.  La vida recibe la luz, la procesa y luego la emite.





“Cuando aquietas el pensamiento, es cuando se manifiesta la Conciencia Superior”

La cadena de la vida en la tierra se sostiene gracias a la luz solar, que activa los electrones por el proceso de respiración celular que tiene lugar en las mitocondrias, esas centrales generadoras de energía presentes en cada célula. Liberamos la energía almacenada y la utilizamos luego para mover la fisiología de todos nuestros sistemas orgánicos y expresar también funciones superiores como pensar intuir, crear y amar.


“No es Teniendo sino Siendo”

Los electrones activados liberan fotones, todas las reacciones químicas ocurren a través de estos intercambios de electrones y de luz. La vitalidad está ligada a la presencia de electrones y los procesos de envejecimiento lo son de oxidación, que tiene que ver con la pérdida de electrones.


“Quien no vive para servir, no sirve para vivir”




Hoy en día la ciencia ya relaciona algunos trastornos físicos con la falta de luz, lo que pudiéramos denominar como malnutrición lumínica: dos ejemplos muy claros pueden ser el déficit en la síntesis endógena de vitamina D con los consiguientes trastornos de salud, siendo el más evidente las alteraciones en el metabolismo del calcio y el síndrome depresivo estacional. 



“¿Y cual es el Sentido de la Vida…?. Vinimos para ser felices; el Dolor es un Maestro…”



En el campo de los tratamientos terapéuticos tenemos un  ejemplo muy ilustrativo en el tratamiento con fototerapia para la ictericia de los recién nacidos, que activa el metabolismo hepático de la bilirrubina.


“El Dolor es un momento de cambio”



La luz solar activa la melanina, un verdadero computador biológico que almacena y transforma el espectro de la luz visible y nos protege de la parte negativa del espectro ultravioleta. Pero la melanina utiliza la información del espectro solar, la transfiere por resonancia a la neuromelanina en el cerebro y la convierte en vibraciones y corrientes que nutren nuestros nervios. 



“Si visualizas que vas a poder…, tu cuerpo se pone en disposición: es “el Poder de la Mente”


En el interior de cada célula, el ADN se comporta como una antena espiral que resuena con las altas frecuencias de la luz. La moderna fotobiología nos explica como el ADN además de codificar para la síntesis de proteínas, es también un receptor, un almacenador y un emisor de fotones. Y estas emisiones de luz coherente se presentan a ritmos específicos constantes, constituyendo una modalidad de comunicación celular.


“Trata de ser como Tu mismo, eres un ser único e irrepetible; no te pelees contigo mismo. No tienes que ser el mejor, ni perfecto; simplifica tu vida”

El espectro completo de la luz solar también nutre nuestro sistema nervioso y activa el metabolismo, tal como nos muestra la terapia con lámparas que suministran todas las frecuencias del espectro solar para el tratamiento del síndrome de depresión afectivo estacional, que afecta especialmente a las personas sometidas a la privación lumínica durante largos inviernos en los países nórdicos. El alimento que falta aquí es la luz. La luz es un nutriente esencial, ya sea la luz directa del sol o la luz guardada en forma de energía en los alimentos.
La luz que entra por la retina también nutre directamente el cerebro, pues parte de las frecuencias lumínicas procesadas por los fotorreceptores retinianos van a centros cerebrales como el hipotálamo, que intervienen en la regulación neurovegetativa y el metabolismo


“No te quedes mirando al pasado, tenemos ojos, no retrovisores. 
Deja que el pasado pase y Perdona. 
Los errores son nuestros maestros, lo importante es andar, evolucionar, no quedarse congelados…”

Las investigaciones sobre el efecto de la luz que no contiene una parte del espectro solar nos revelan datos contundentes. Los conejos criados en un ambiente de luz de neón, que no contiene los colores cálidos del espectro como son el rojo y el amarillo, pierden el pelo y los dientes y pronto dejan de ser fértiles, aun cuando su dieta sea idéntica a la de los conejos sanos que se someten a la luz de espectro total. Se han realizado estudios en instituciones educativas como escuelas, en que el cambio de luz fluorescente por luz de espectro total, disminuye significativamente las incapacidades y mejora el rendimiento escolar.



Así como el sol nutre la vida en la tierra con su luz, también la madre tierra nos nutre directamente con su energía. Uno de los mejores nutrientes energéticos es el contacto con la tierra, lo que permite el drenaje de cargas positivas que fatigan, roban electrones y son fuente de radicales libres tóxicos para el organismo. Cada lugar tiene un tipo particular de energía telúrica, caracterizada por la frecuencia e intensidad de las oscilaciones del campo magnético terrestre.


“Restaura tu inocencia, libérate del pasado y aprópiate del Presente…”

Además de hacer el compostaje de nuestros desechos, la tierra nos suministra la carga eléctrica de los electrones, uno de los nutrientes esenciales de la vida.
Damos la mano y saltan chispas, electrificando literalmente al otro. Al quitarnos la ropa vemos a veces en la oscuridad chispas que se liberan; podríamos pensar que estamos plenos de energía, cuando la realidad es la opuesta, pues en realidad lo que estamos es repletos de cargas estáticas que producen fatiga y son ocasionadas por la falta de contacto con la tierra.



En el rayo de sol que ilumina la penumbra a veces se ven una infinidad de finísimas partículas  que danzan con la luz. Raramente visibles están por todos los lados y las respiramos; portan todos los contaminantes ambientales, los iones positivos y las partículas radioactivas de tu entorno. Respirar un ambiente sano donde el aire y la luz entran y circulan es esencial para nuestra salud.

Así pues, la luz, el agua, que nos aporta energía e información, y un buen contacto con la tierra son componentes esenciales de una alimentación adecuada. La tierra nos aporta electrones. Los electrones activados en los alimentos han absorbido la energía de la luz, que nosotros utilizaremos.


“Restaura Tu identidad (tus raíces), toma tierra, tu punto de partida:  
 Se tu mismo”

Todos estos elementos son portadores de una cualidad energética más sutil, el prana o chi, que caracteriza nuestra energía vital; la forma de acceder a esa fuente de energía universal es a través de un sano contacto con la naturaleza: podemos volver a caminar sobre la arena mojada de la playa a la orilla del mar, o del césped de la pradera con nuestros pies descalzos, realizar respiraciones diafragmáticas profundas para recibir el aire puro en el bosque, sentir la caricia de la hierba en contacto con la piel y la energía de la tierra bajo nuestros pies, disfrutar y tomar el sol tempranero y de los atardeceres, masticar despacio y liberar el regalo de la más pura energía solar contenida en los alimentos sanos y frescos. Tendríamos así a nuestro alcance las mejores medicinas del mundo, las que nos brinda la misma naturaleza.




“Tienes que hacerte Universo: 
¡¡Adentro, adentro…!!!”



El agua natural y fresca, como el agua que fluye por las cascadas tiene un patrón de organización molecular que favorece procesos enzimáticos, baja la viscosidad del plasma y mejora la microcirculación.





El aire es el elemento conductor de un tipo especial de prana, que conduce la energía de la salud a todas las partes del organismo.

La tierra recibe nuestras descargas de iones positivos y radicales libres tóxicos y nos nutre con su energía.






También el árbol, el perro, las otras personas o el mismo sol nos ofrecen el estupendo regalo de su energía vital, haciendo que la gran cadena de la vida sea la del intercambio de prana, en el que cada vida recibe energía vital de todas las otras formas de vida y devuelve ese prana enriquecido con su propia vida a todas las formas de vida con las que entra en relación.



“Que el asfalto y tus zapatos no te distancien del contacto con la Madre Tierra" 
GM


Soy consciente de que este humilde blog lo leen muchos profesionales de la Salud, que como yo, no se conforman con lo que nos enseñaron en las Facultades y pretenden encontrar los conocimientos que transformen ese triste penar por el largo camino de esta vida, por el auténtico “alegre caminar”que nos conduzca a transitarlo con la plenitud y felicidad para la que fuiste creado, porque vinimos a este Mundo para ser felices, para bailar sin descanso en la Danza de la Vida, un proyecto ilusionante, alegre y feliz, donde participen las tres dimensiones que conforman tu personalidad; la Física, la Mental y la Emocional, no secuestres ninguna, disfrutalas todas….; si visualizas que vas a poder, tu cuerpo se pone en disposición: “es el Poder de la Mente”.



 “Sanar es armonizar las relaciones…”



Bueno, a la atención de los sanitarios o terapeutas que tienen la oportunidad de ayudar y guiar a tantas y tantas personas; no podemos desperdiciar la oportunidad de aprender lo que El doctor Jorge Carbajal nos explica en esta brillante ponencia realizada en la Universidad de Alicante.



HUMANIZACIÓN DE LOS SISTEMAS DE SALUD 
Dr. JORGE CARVAJAL 
Universidad de Alicante











“La Danza de la Vida es la clave de la felicidad; siendo felices podemos dar lo mejor de nosotros y así participar en la Danza de la Vida…”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada