21 agosto 2013

SPIRULINA, EL SUPERALIMENTO DE LOS AZTECAS.

SPIRULINA
“Que el alimento sea tu medicina, que tu medicina sea el alimento”
 Hipócrates

La Spirulina (Arthrospira sp.) es una cianobacteria filamentosa no diferenciada, habitante de lagos alcalinos, normalmente situados sobre depósitos de bicarbonato de sodio y que tienen una salinidad elevada, lo que dificulta el crecimiento y contaminación con otros microorganismos.
Se cultiva para consumo humano por su contenido nutricional. Considerada entre las más completas fuentes biológicas de proteínas, vitaminas, minerales y otros nutrientes. Por estas razones los científicos la han venido investigando como un complemento dietético nutricional necesario para la prevención y tratamiento de diversas enfermedades.


CAPSULAS DE SPIRULINA

Al parecer, los efectos beneficiosos de la Spirulina radican en la acción sinérgica de sus componentes, los cuales no presentan efectos secundarios ni crean dependencia.










AZTECAS

En México su consumo se remonta a tiempos prehispánicos, abandonando su uso después de la Conquista Española: “…los pobres y los campesinos de los bordes de la laguna recogían sobre el agua misma una sustancia flotante, tecuitlatl, un poco parecido al queso, y que exprimían para hacer pan….” (La Vida Cotidiana de los Aztecas antes de la Conquista Española- Soustelle); también la consumían las tribus nativas de la región del lago Chad en Africa, que todavía siguen haciéndolo; son personas con buen estado físico, sanos, altos y grandes corredores.










CULTIVO SPIRULINA
“Hay una circulación común, una respiración común. Todas las cosas están relacionadas”
 Hipócrates

COMPOSICIÓN SPIRULINA

Composición bioquímica de la spirulina:

El valor de la spirulina radica en la gran variedad de macronutrientes y micronutrientes que contiene, algunos de los cuales no pueden ser sintetizados por el organismo humano:

Proteínas. Contiene alrededor del 65 % de proteínas, proporción que es superior al de otras fuentes proteicas. Contiene los aminoácidos esenciales y su aminograma es muy similar al de la yema del huevo (considerado el aminograma tipo por la FAO); además carece de celulosa dura en la pared celular, la cual está formada por mucopolisacáridos blandos que le proporcionan una mejor digestibilidad, factor importante en los individuos con malabsorción intestinal.

Lípidos. Los ácidos grasos esenciales se encuentran en proporción mayoritaria dentro de los lípidos constituyentes de la Spirulina. En particular, el ácido gamma linolénico (GLA) precursor de las prostaglandinas y en algunas investigaciones se ha encontrado una disminución de este ácido graso y la PGE en enfermedades degenerativas. Se ha podido comprobar también un efecto beneficioso del ácido gammalinolénico en las artritis, la obesidad, el alcoholismo, enfermedades neuropsiquiátricas y en estados inflamatorios.

Minerales. En general, las algas absorben y quelan de forma natural oligoelementos muy importantes. Los minerales en estas formas orgánicas se asimilan mejor por el organismo. En particular, el selenio, cinc y el cobre forman parte de funciones bioquímicas importantes en la preservación de la estructura y función de los tejidos en el sistema nervioso.
El selenio defiende al organismo de la oxidación y su función más importante es la de ser constituyente esencial de la enzima glutatión peroxidasa, que se encarga de la eliminación de los radicales libres. El déficit de selenio provoca un incremento en la generación de esos radicales.
El cinc también ejerce una función antioxidante protegiendo los grupos sulfhidrilos frente al daño oxidativo, y su deficiencia incrementa los radicales libres, con afectación en la estructura y función de las membranas.
El cobre, junto el cinc forma parte de la enzima superóxido dismutasa, la cual participa en los mecanismos de defensa antioxidante mediante la conversión del radical superóxido a peróxido de hidrógeno, compuesto que es inactivado por acción de la glutatión peroxidasa selenio dependiente.
El necesario hierro, siendo éste de fácil absorción.

Vitaminas. La Spirulina es uno de los alimentos más ricos en betacarotenos (Provit. A), constituyentes que junto con la vitamina E contribuyen de forma importante a sus acciones antioxidantes.
Todas las vitaminas del conocido complejo B están presentes en la Spirulina. Se conoce que estas vitaminas, aunque tienen estructuras químicas diferentes, poseen fuentes dietéticas comunes, y sus funciones están muy estrechamente relacionadas, ya que el déficit de cualquiera de estas afecta el metabolismo de las otras. Con excepción de la niacina, sintetizada a partir del triptófano, ninguna de estas vitaminas se produce en el organismo humano, por lo que hay que obtenerlas de fuentes exógenas. Algunas se ingieren en los  vegetales, en las carnes, o a partir de los microorganismos de la flora intestinal, como es el caso de la B12.
Dentro de las vitaminas del complejo B, la B1 es el factor más importante en el metabolismo del sistema nervioso.
Además del aporte directo de esta vitamina, la Spirulina mejora la eficiencia en su absorción por que produce un incremento de los lactobacilus.
El ácido fólico y la vitamina B12 (cobalamina) son vitaminas con funciones cooperadas en la síntesis de nucleótidos purínicos y pirimidínicos, así como en la metilación de la homocisteína para la obtención de metionina. El déficit de ácido fólico y B12 tiene su causa más común en una alimentación insuficiente.
El general, las cobalaminas tienen una función de destoxificación en relación con el cianuro, ya que interviene en la síntesis de metionina y de otros aminoácidos azufrados que constituyen la fuente de azufre para la conversión del cianuro en tiocianato. Cuando existe deficiencia de vitamina B12 pueden aparecer desórdenes polineuropáticos y neuropsiquiátricos.

Aminoácidos. La abundante cantidad de metionina presente en la Spirulina puede ayudar a una remielinización más rápida de los nervios, ya que este aminoácido participa en la formación de colina, precursor de la mielina.
La metionina, junto a la cisteína tiene una función importante en la neutralización de los cianuros.
Existen evidencias de que la glicina puede resultar en un tratamiento adecuado para el dolor neuropático, ya que se ha demostrado que su liberación por estimulación epidural de la médula espinal alivia dicho síntoma.


FICOCIANINA

Pigmentos. La ficocianina se encuentra en altas concentraciones en la Spirulina. Se ha demostrado que este pigmento ejerce efectos antioxidantes y antiinflamatorios.


"La desesperanza está fundada en lo que sabemos, que es nada, y la esperanza sobre lo que ignoramos, que es todo"
 Maurice Maeterlink
Otras ventajas de la Spirulina:
En primer lugar, se han informado efectos beneficiosos de la Spirulina en algunas enfermedades que presentan desórdenes neuropáticos asociados, como la diabetes, algunos tipos de tumores y anemias. En el primer caso, controlando los niveles de azúcar en sangre; en el segundo mediante su efecto antioxidante y en el tercero con el aporte de grandes cantidades de hierro, ácido fólico y vitamina B12.

Además, la Spirulina posee actividad antiviral contra varios virus patógenos, actividad que se atribuye en parte a su contenido en sulfoglicolípidos, lo cual puede estar relacionado con su capacidad para aumentar la respuesta inmune y estimular la función de los macrófagos.

La presencia en la Spirulina de alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados y su acción hipocolesterolémica constituyen, sin duda, ventajas adicionales en la preservación de la salud.
Por último, la propiedad de la Spirulina de acumular metales pesados mejora la función renal en la eliminación de sustancias tóxicas del medio ambiente y reduce los efectos colaterales de algunos fármacos.

La diversidad de constituyentes de la Spirulina con acciones beneficiosas sobre las estructuras y funciones del sistema nervioso la pudieran convertir en un recurso singular para la prevención y tratamiento de los desórdenes neuropáticos. El hecho de que cada constituyente por separado presente un mecanismo de acción diferente al del resto, crea la condición básica para el desarrollo de un sinergismo de potenciación, el cual obviamente podría resultar en un restablecimiento más rápido de las estructuras y funciones alteradas.

Por estas razones, el consumo de Spirulina puede crear una condición fisiológica óptima que pudiera ser un factor importante en la prevención contra los factores causales de las neuropatías periféricas.
Dado que este tipo de afección neurológica puede aparecer, en dependencia de la causa, en cualquier grupo etáreo, el consumo de la Spirulina como suplemento alimenticio en personas de mayor riesgo podría reducir considerablemente la ocurrencia de la enfermedad.

Aunque la mayoría de los componentes de la Spirulina, en particular las vitaminas y los minerales, constituyen preparados farmacéuticos conocidos, se sabe que el consumo de éstos en su fuente natural presenta algunas ventajas, ya que se encuentran enlazados a complejos de proteínas, hidratos de carbono, lípidos y quelatos, lo que en su conjunto son fácilmente asimilables y reconocidos por el organismo, a diferencia de sus análogos sintéticos, que suelen, además, presentar cambios sustanciales en la estructura química.

"Es mejor viajar lleno de esperanza que llegar"
 Proverbio japonés

Muchas veces soñamos con encontrar en la naturaleza un superalimento que siendo barato, con bajos costes de producción y alto rendimiento, pudiera paliar el hambre sin recurrir a los cultivos intensivos, que fuera fuente de los nutrientes necesarios para el hombre incluidas proteínas, que fuera benéfico para la salud, que pudiera servir de alimento para animales de granja y piscifactorías, evitando los piensos con aditivos, antibióticos y demás tóxicos que pasan después al ser humano que los ingiere, …
Pues bien, ese alimento soñado, existe y se llama spirulina.


“Uno de los alimentos más antiguos del mundo puede convertirse en el superalimento del futuro”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada